Contenido:

La contaminación atmosférica

Fecha de publicación: 28/07/2014

Contenido:

Descripción:

La contaminación atmosférica se define como la presencia en la atmósfera de materias, sustancias o formas de energía que impliquen molestia grave, riesgo o daño para la seguridad o la salud de las personas, el medio ambiente y demás bienes de cualquier naturaleza.

Introducción

Aunque la preocupación por la contaminación atmosférica hace mucho tiempo que existe, su abordaje científico y generalizado se inició a partir de la revolución industrial, momento en que la actividad antropogénica comenzó a tener influencia en las condiciones ambientales, principalmente de las zonas urbanas. Desde entonces, el conocimiento y abordaje de los problemas derivados de la contaminación atmosférica han cambiado mucho con respecto a los contaminantes y las fuentes emisoras y regulaciones asociadas.

De los procesos involucrados en la contaminación atmosférica, cabe señalar en primer lugar la emisión de contaminantes, que consiste en la salida a la atmósfera de cantidades concretas de uno o varios contaminantes desde una fuente emisora. Como resultado de estos procesos, en una zona determinada se obtendrán concentraciones definidas de cada contaminante en el aire ambiente, lo que se conoce como nivel de inmisión o calidad del aire, siendo estos niveles los que determinan el efecto de un contaminante sobre la salud o el medio ambiente.

Una vez se han emitido a la atmósfera, los contaminantes permanecen en esta durante un tiempo concreto, que se conoce como tiempo de residencia, y sufren diferentes procesos relacionados con la reactividad química de cada contaminante, el lavado de la atmósfera a través de procesos naturales y la capacidad del medio para dispersarlos.

Para minimizar la contaminación atmosférica es necesario actuar por dos vías, que consisten en el control de las emisiones atmosféricas (niveles de emisión) y el control y la vigilancia de la presencia de los contaminantes en el aire ambiente (niveles de inmisión), pudiendo relacionar ambos niveles mediante la modelización de las condiciones de transporte, reactividad y dispersión de los contaminantes en la atmósfera (modelización).

Principales contaminantes

Un contaminante atmosférico es toda sustancia ajena a la composición natural de la atmósfera que se encuentra en ésta y permanece durante un tiempo, o se incluye dentro de las que conforman de manera natural la atmósfera, y se encuentra en concentraciones superiores a las naturales.

La mayoría de los contaminantes atmosféricos tienen un origen antropogénico, aunque existen también procesos naturales que pueden generar contaminación atmosférica, como las erupciones volcánicas y las tormentas de arena.

Los principales contaminantes del aire ambiente son:

  • Material particulado, que se clasifica según el tamaño de las partículas, considerándose sedimentables aquellas con un diámetro medio superior a 30 µm, en suspensión < 30 µm y respirables < 10 µm), o humos < 1 µm.
  • Compuestos de azufre: SO2, H2S, H2SO4 mercaptanos, sulfuros, etc.
  • Compuestos de nitrógeno: NO, NO2, NOx, NH3, etc.
  • Compuestos de carbono: CO, CO2, CH4, hidrocarburos, etc.
  • Halógenos y compuestos halogenados: Cl2, HCl, HF, CFC, etc.
  • Oxidantes fotoquímicos: O3, peróxidos, aldehídos, etc.

Según su origen los contaminantes pueden ser clasificados en:

  • Primarios: Procedentes directamente de las fuentes de emisión.
  • Secundarios: Originados en la atmósfera a partir de diferentes procesos y reacciones de los contaminantes primarios.